La mejor isla de Europa 2018+ info

Un arenal dorado de 9 kilómetros y un mar de aguas sosegadas y cristalinas, con temperaturas agradables, sitúa a la playa de Porto Santo en el mapa de los destinos paradisíacos, resultando elegida la mejor «playa de dunas» en el concurso 7 maravillas – Playas de Portugal.

 

No obstante, no existe ningún premio que reemplace la experiencia única de una visita. Descubrir Porto Santo es descubrir un paisaje al sabor de las olas, sumergirse en la transparencia de sus aguas y sentir algo que resulta inexplicable.

 

La salud y el bienestar van de la mano en la playa de Porto Santo, cuyas arenas poseen contrastadas propiedades terapéuticas, con características que las convierten en excelentes para el cuidado de las articulaciones, huesos y músculos, tratándose al mismo tiempo de un idóneo lugar para la relajación. La calidad del agua que baña esta isla también es muy especial. Conocida por contribuir a la suplementación de la carencia de sales minerales que provocan el estrés y el cansancio en el cuerpo humano, ayuda a la recuperación del sistema nervioso.