La mejor isla de Europa 2018+ info
Continuar descubriendo

Mar

El mar de Madeira tiene una agradable temperatura promedio anual de 21º C y un fascinante mundo submarino, rico en biodiversidad de fauna marina representada por peces, aves, reptiles y mamíferos. En la costa norte, el mar posee un azul profundo, agitado y con fuertes olas. En contraste, la costa sur presenta un mar tranquilo y transparente con olas más calmas.

 

Cabe destacar la Reserva Natural Parcial de Garajau, ubicada en la costa sur, que se ha creado con la intención de proteger esta zona privilegiada de la costa madeirense.

 

El mar en la isla de Porto Santo tiene características idénticas a las de la costa sur de la isla de Madeira, pero es más transparente y con un color turquesa inigualable.

 

Mar

Actividades

Los visitantes del mar del archipiélago de Madeira tienen la posibilidad de nadar con meros y otros peces, o visitar el arrecife artificial del barco «Madeirense» hundido a 30 metros de profundidad, que atrae a los mejores buceadores de todo el mundo. La temperatura promedio del mar te permite nadar, surfear, navegar y practicar stand-up-paddle, snorkel y buceo durante todo el año.

Mar

Playas

Porto Santo es un destino conocido por sus playas de arena dorada. La isla de Madeira es famosa por sus piscinas naturales de origen volcánico y playas de guijarros (grava volcánica) y arena negra. En Madeira existen hay algunas playas de arena amarilla importada, y varios complejos balnearios, con piscinas y acceso directo al mar, prácticamente por toda la isla. Tenemos varias playas señalizadas con la bandera azul, símbolo de garantía calidad.

Mar

Piscinas naturales

Una de las imágenes más emblemáticas de la Isla de Madeira es la de las piscinas naturales. Se componen de rocas volcánicas, donde el mar entra naturalmente, formando charcos de agua salada, gracias a la magnificencia de las olas. Los efectos naturales de las olas contra las rocas son un espectáculo digno de ver, y en los días en que el mar está calmo, las piscinas se convierten en verdaderos lagos, y nos brindan la sensación de nadar en el mar, en una piscina natural.